Tierra de Astorga…
La Cabrera…
Tierra de Sahagún…

 

 



 

 

El Parque Nacional de los Picos de Europa no es lugar para disfrutarlo en automóvil. Sus desniveles y verticalidades, sin parecido en toda la Cordillera Cantábrica, y apenas en toda España, son tales que cualquier obra pública implica un daño irreparable al impresionante paisaje.

Por ello, los únicos puntos visitables en vehículo se encuentran en el fondo de los valles, y solo unas pocas carreteras alcanzan las aldeas de altura.

Toda la indescriptible riqueza paisajística del triple macizo de “Picos”, sólo es posible disfrutarla a pie por senderos tallados en riscos y paredes a más de 2000 metros de altitud.

Alturas que entre verticales espantosas, silencios sobrecogedores y frecuentes mares de nubes cientos de metros por debajo, llevan al esforzado senderista a otra dimensión.

Existe una enorme cantidad de información disponible sobre rutas de senderismo o escalada, refugios, etc. tanto bibliográfica como en internet.
Aquí sólo se reseñan algunos rincones aptos para llegar en automóvil o en muy cortos y cómodos paseos.

Los miradores suelen ser las atalayas más cómodas para admirar los paisajes del Parque, y a casi todos se puede llegar en coche.

En la más espectacular entrada por León al Parque Nacional, el Puerto de Panderruedas, se pueden vislumbrar ya las más altas cumbres de la Cordillera Cantábrica.
A 5 minutos caminando se llega al Mirador de Piedrashitas, primer contacto con el grandioso valle de Valdeón.

Ya entrados en el fondo del Valle de Valdeón, corazón de los Picos, el Mirador del Tombo de Cordiñanes, enfrenta al viajero con la cara más escarpado y vertical del Macizo Central, la Canal de Asotín.
Muy cerca se pueden ver la ermita de la Corona y el Chorco de los lobos.

Y ya desde el Puerto de San Glorio, entrando unos 100 metros en terrenos de Cantabria, tanto el collado de Llesba como el cercano mirador del monumento al Oso ofrecen una vista excepcional del valle cántabro de Liébana y los macizos Central y Oriental, desde el sur.
Fabrica de luz de Soto de Sajambre, Picos de Europa
Ermita de la Corona, Picos de Europa

PARQUE NACIONAL vs PARQUE REGIONAL

La Montaña Oriental leonesa se encuentra en su mayor parte plagada de carteles informativos con referencias al denominado «Parque Regional de los Picos de Europa».

Es necesario aclarar las cosas:

Existe un Parque NACIONAL de los Picos de Europa, abarcando territorios de Cantabria, Asturias y León, todos ellos vertiendo aguas al Cantábrico. Lo administra un órgano participado por las tres comunidades autónomas.

Por otro lado, existe un Parque REGIONAL de los Picos de Europa, en territorio íntegramente leonés, administrado por la Junta de Castilla y León.
Se corresponde aproximadamente con la llamada Montaña de Riaño y abarca las cabeceras de los ríos Esla, Porma y Cea, todos de la cuenca del Duero.

A pesar de ser también un espacio de alta montaña y ser limítrofe con el Parque Nacional, sus características son claramente diferentes a los verdaderos Picos de Europa en muchos aspectos; sus valles, sierras y pueblos poseen personalidad propia, por lo que este nombre, además de incorrecto e injusto, sólo da lugar a confusiones.


 


soyleon.es
te agradece cualquier comentario, idea, información, error encontrado, opinión, sensación, discrepancia, crítica...
¡o elogio!

 

(Pulsa F5 para recargar)    

© soyleon.es, 2009-2014 - Todos los derechos reservados.

info@soyleon.es - Aviso legal