Tierra de Astorga…
La Cabrera…
Tierra de Sahagún…

 

 

 

 

La Montaña Central leonesaLa paz del RromanicoDevocion popularEl Camino del Salvador

Colegiata de Santa María de Arbas
Busdongo (Villamanín)

  • Qué ver
  • Datos prácticos
  • Galería

A poco más de un kilómetro de la cúspide del Puerto de Pajares, la hermosa Colegiata de Santa María de Arbas –mal llamada Arbás-, parece querer unir los viejos territorios hermanos de Asturias y León, amparando el tránsito de los escasos peregrinos que realizan el Camino del Salvador.

También en su estilo arquitectónico es frontera entre regiones y épocas: une los clásicos rasgos del románico leonés con el aire recoleto de las antiquísimas iglesias asturianas, dando lugar a un templo verdaderamente original e interesante; igualmente conjuga los últimos estertores del románico con los primeros intentos del nuevo arte gótico que se impone en Europa.

Historia

Resulta obvio a la vista del paraje de Arbas, que el minúsculo conjunto de viejas construcciones que rodean el templo, y que no alcanzan ni la categoría de aldea, tuvo que nacer a la vera del Camino como hospital de peregrinos.

Este hospital fue mencionado por vez primera en 1037 con el nombre de Hospital de Arvum, y confirmada su existencia en 1103 en cita del abad Munio. Otros autores, como Ramón Menéndez Pidal, fechan su fundación en 1075, gracias al Conde Fruela, hermano de Doña Jimena, esposa del Cid.

Privilegiado por la reina Doña Urraca en 1117, el autoproclamado Emperador de León Alfonso VII realizó por vez primera una peregrinación real a San Salvador de Oviedo.

Es Alfonso IX de León quien manda construir el templo actual hacia finales del siglo XII o albores del XIII, donde se hospeda en sus viajes a Asturias.

Gracias a los favores de éste, último rey de León, Arbas llegó a ser abadía de cierto poder y riqueza, teniendo jurisdicción civil en varias villas, como Toro, Gordaliza o Mayorga, e incluso posesiones en puertos de mar asturianos, como Entrellura en el concejo de Carreño.

Ya extinguida la monarquía leonesa, Arbas siguió cosechando los favores de reyes castellanos como Fernando III, Alfonso X o Sancho IV.
En 1693 se levanta la torre al pie de la nave central, con funciones de pórtico y de coro, y la Casa del Abad, adosada al templo en 1723.

Eran tiempos en los que quedó muy atrás la influencia eclesial sobre los gobernantes, y los privilegios y bienes recibidos en le Edad Media, ahora le son retirados. A instancias de la Universidad de Oviedo, en 1789 se suprimió el título de Colegiata para quedarse en simple parroquia, y desviar sus rentas para aliviar la penuria de las cátedras universitarias.

Durante la Guerra Civil, la imagen original de la Virgen fue pasto de las llamas, siendo sustituída por una copia, obra del escultor Seoane Otero.

Finalmente, en los años 60 se llevó a cabo la última restauración de importancia, a cargo del arquitecto Luis Menéndez Pidal Álvarez -sobrino del medievalista Ramón Menéndez Pidal-, que se encuentra enterrado en la nave norte de la Colegiata.

Arquitectura

El conjunto románico de Arbas ofrece un agregado de edificaciones y ampliaciones en torno a la iglesia original, que lejos de desmerecer su belleza, la realza.

Sorprende gratamente entrar por el pórtico exterior del sur esperando la típica visión de un interior románico, y encontrarse un nuevo pórtico interior, aún más espectacular, que sí da paso a las preciosas naves del primitivo templo, dando la sensación de una iglesia dentro de la iglesia.

En el interior del verdadero templo, parece que fuera una de las sugerentes iglesias prerrománicas asturianas, si no fuera por lo tardío del estilo románico y por la extremada elegancia de los labrados de las nervaduras y capiteles, a caballo entre el románico y el nuevo gótico.

Descripción de la Colegiata de Arbas»                     »cerrar

 

  • Planta.- Casi cuadrada –sin contar las capillas-, de tres naves sin crucero; la nave central notablemente más alta que las laterales, y con mayor cantidad de detalles artísticos de interés.
    • Las tres naves están rematadas por sendas capillas, semicircular la central con hemiciclo sobresaliente por el exterior, y cuadradas las laterales.
  • Capilla Mayor.- Se da entrada a la Capilla Mayor con un espléndico arco ojival. En el interior es muy llamativo el hemiciclo, la parte más elaborada de todo el templo, con muy finos labrados y que recuerda vivamente a las catedrales de Zamora y vieja de Salamanca, incluso superándolas en delicadeza.
    • El arco ojival se apoya en seis columnas, con fustes monolíticos; basas con garras, plintos y zócalos; y capiteles de ornamentación vegetal, de hojas y tallos entrelazados.
      • La primera rosca tiene intradós y aristas moldurados en doble baquetón y arquivoltas decoradas con filas de rombos y botones y de dientes de sierra.
      • La segunda lleva moldura en baquetón con bolas y otra moldura en nacela con fila de rosas.
      • La rosca superior va rodeada de tornapolvo con bolas, posiblemente del siglo XV.
    • La capilla tiene muros lisos, con descarga de los cuatro nervios de triple baquetón que sostienen la bóveda, sobre las cuatro esquinas. La clave de la bóveda tiene un Cordero con la cruz aspada, única iconografía del templo.
    • El hemiciclo es la parte de más exquisito acabado del edificio. El muro liso arranca de un zócalo con arista moldurada en bocel, y acaba en imposta de dientes de sierra a la altura de las ventanas.
    • Sobre la imposta cinco hornacinas llevan esquinas con molduras en baquetón. Las impares se abren en ventanas de medio punto al exterior. Están separadas por columnillas de fuste monolítico sobre basas con garras y capitel de hojas, tallos y bolas. Sobre cada capitel van cimacios con rosas de cinco puntas.
    • De cada columna arranca un grueso nervio hasta una clave de cinco hojas y rosa central, con profusa decoración todos ellos:
      • Primero y sexto, doble baquetón y cinco filas de dientes de sierra, una línea ondulada y botones al extremo de la arquivolta en el frente oriental y fila de botones en el intradós.
      • Segundo izquierda, doble fila de roleos y dientes de sierra.
      • Tercero, rombos que inscriben cuatrifolias y fila exterior de escamas y botones.
      • Cuarto, doble fila de roleos abiertos en hojas al interior y piñas en los tres frentes, enmarcados por filas de botones a ambos lados.
      • Quinto, triple baquetón y botones.
    • La embocadura del ábside es un arco apuntado apoyado sobre columnillas acodilladas, y ceñido a los nervios extremos del ábside, y va decorado con filas de rombos con clavos y bolas inscritos.
  • Capillas laterales.- De forma cuadrada, embocadas con arcos torales de medio punto, doblados y sin ornato, y con bóvedas de cañón.
    • Una imposta bordea todo su perímetro, incluído el entrante para el altar, y de ella arrancan las bóvedas de medio cañón.
  • Naves central y laterales.- Originariamente con cubierta de madera en la nave central, hoy la protege una bóveda de crucería del siglo XVIII, y la iluminan cuatro pequeñas ventanas altas de medio punto, tres al sur y una al norte.
    • La separan de las laterales cuatro columnas (dos a cada lado), en las que se apoyan los seis arcos en total, de medio punto y sin ornamento. Los fustes son monolíticos, y de colores oscuros y variados.
    • En el muro norte hay un arcosolio donde reposan los restos del arquitecto Luis Menéndez Pidal, el último de los restauradores del templo.
  • Portada de mediodía.- La magnífica portada sur invita a detenerse ya antes de entrar en la iglesia, a observar con atención el gran trabajo ornamental donde no falta ninguna clase de objetos, personas, animales reales y fantásticos, vegetales o geométricos.
    • Es de arco de medio punto y con portal saliente, con cuatro columnas acodilladas a cada lado, fuste monolítico, basas, plintos y zócalos con variedad de decoración, y capiteles todos iguales con hojas y tallos.
    • La primera rosca se orna con doble baquetón, rombos, bolas y dientes de sierra.
    • La segunda con cabezas humanas barbadas, otras grotescas, con cuatro alas en el cuello, y bastones en zig-zag.
    • La tercera, cuatrifolias con botón central, y numerosos hombres, cuadrúpedos y sabandijas. Las figuras son, de izquierda a derecha:
      • Una cabeza humana
      • Tres cuadrúpedos alineados con aspecto canino
      • Cabeza humana entre hojas
      • Dos personajes con atuendo talar, con libro y cruz respectivamente
      • Aguila picando fruta
      • Bicho con pico triangular picando la moldura
      • Personaje con aspecto de clérigo
      • Dos aves de frente picoteando un pez
      • Batracio en el centro y dos serpientes mordiéndole
      • Dos leones, con una serpiente mordiendo a uno de ellos
    • La cuarta, tiene intradós liso y el frente con fila de zigzag, rodeado por un tornapolvo.
  • Portada occidental.- Más modesta que la del sur, con arco de medio punto, con una rosca lisa y tornapolvo de cuatro filas de tacos. El arco se apoya en dos columnas de capiteles de tallos entrelazados y fuste y basa como la mayor parte del templo. Dintel liso con dos modillones -muy similar a la Puerta del Perdón de San Isidoro de León-, representando un buey y un oso, protagonistas de la Leyenda de Arbas.
  • Ornamentación exterior.- Muy sobria, aparte de las portadas, se reduce a los aleros, algunas molduras y unos pocos canes, siendo la zona más llamativa la del hemiciclo de la Capilla Mayor. En el alero de este ábside hay ornamento de grandes clavos y quince canecillos bien labrados, con la siguientes representaciones:
    • León con las garras clavadas en la nacela.
    • Hojas rizadas.
    • Cuadrúpedo (destruido)
    • Pero con las patas clavadas en la moldura y cabeza congando.
    • Cabeza humana con barba trenzada.
    • Perro sentado y atado.
    • Hombre y mujer, sentados.
    • Dos tallos rematados en rizo.
    • Cabeza de leon.
    • Pareja de cerdos.
    • Indescifrable.
    • Rama de roble.
    • Tres rollos en forma de tonel.
    • Bola sobre nacela.
    • Moldura simple.

 

La vida en Arbas

Según el informe que en 1789 elabora la Universidad de Oviedo, la descripción de los días invernales en la Colegiata de Arbas es terrible:

«La Abadía de Arbas se halla situada en la cumbre de los montes de Valgrande, en el Puerto de Pajares (…)                                                              leer más...

Suele estar cubierta de nieves en tanta abundancia, que los nueve u ocho meses del año, obliga a abrir camino real a Asturias, formando bóvedas debajo de ella para conducirse los caminantes; (…) los canónigos han de ir por túneles de su casa a la iglesia, por estar cubiertas las habitaciones por la misma nieve (…) llega la nieve hasta las campanas de la torre, cubriendo ésta, sin embargo de su altura, que será de sesenta a ochenta pies. Los aires son violentos, como de huracán; suelen levantar los techos de aquellas casas, dejando descubierta su madera y las habitaciones, registrando la luz del cielo por todas partes. A lo que se agrega la ninguna producción de fruto por semejante temple, de modo que fugitivas las aves, huyen sin dejarser ver en semejante sitio.»

 


Leyendas y curiosidades de Arbas

El oso de Arbas

Se cuenta que un oso devoró a uno de los bueyes que transportaban piedra para la edificación del hospital. El canónigo Pedro logró uncir al oso en el lugar del buey devorado, junto al buey superviviente.
Contencioso entre Arbas y Carreño

Al igual que en la fiesta de las Cantaderas, en León, existe un contencioso entre la Abadía y el concejo asturiano de Carreño, en el que representantes de ambas partes discuten, desde 1280, si los derechos de Carreño sobre el arriendo del Puerto de Entrellusa o los de la Abadía sobre la pesca de la ballena por parte de los barcos de este puerto, son Foro u Oferta, es decir, si son voluntarios u obligados.
En relación con esto, resulta curiosa la anécdota de que en respuesta a las preguntas del Catastro de Ensenada, en 1750, para conocer el patrimonio de cada monasterio, los provisores añaden la nota de que “las respuestas son diminutas”, haciendo referencia a la clarísima ocultación de bienes, dadas las extensas propiedades de la Abadía desde la costa hasta Valladolid.
La Barragana

Según la leyenda de la Barragana, el pueblo de Cubillas contrajo obligación de la oferta de bienes y cosechas a la Abadía, como castigo porque una moza del pueblo se amancebó con un hidalgo forastero en vez de casar con un vecino del concejo. El abad condenó al pueblo a pagar una libra de manteca cocida cada vecino y 30 fanegas de centeno, lo que derivó en foro perpétuo. Por otra parte, la moza fue apresada y despeñada desde la peña La Barragana, donde su figura se todavía se observa petrificada.

 

Futuro

Lo remoto de la ubicación de la Colegiata de Arbas, unido a la apertura en 1978 de la Autopista León-Asturias por otro valle, hace que se trate de una joya románica poco dada a ser visitada por gran parte del turismo que visita cualquiera de ambas regiones.

No obstante, la ASCA (Asociación de Simpatizantes de la Colegiata de Arbas) promueve el conocimiento y mejora del conjunto románico, dando a conocer las numerosas curiosidades y leyendas de la zona, la celebración de fiestas (8 de septiembre) con gran asistencia de público de ambas vertientes del puerto, y sobre todo, trabajando en la idea de crear una fundación participada por el Obispado e instituciones civiles, con el objetivo de convertir el enclave en un Museo-Exposición permanente, con acopio de todos sus fondos documentales hoy dispersos, y la biblioteca de los Menéndez-Pidal, originarios de Pajares, donada por Ramón Menéndez-Pidal.

 


  • HORARIOS

  • PRECIOS

  • CONTACTO

  • MAPA

  • TIEMPO

  • ATENCIÓN

Horario:

JUL-AGO
     Martes a Domingo y festivos.....10h a 13:30h // 16:30h a 20:30h

SEP y Semana Santa
     Martes a Domingo y festivos.....10h a 14h // 16h a 19:30h



Tel. ayto Villamanín.......987 598 009
Dirección.....N-630, km 88 (57 km desde León) – Arbas del Puerto - 24690



Pulsa las solapas para ver los datos prácticos...

 

 

 

 

 

 

 

 




 Fuente:  
www.arteguias.com
www.ayuntamientovillamanin.com
es.wikipedia.org
www.romanicozamorano.com



soyleon.es
te agradece cualquier comentario, idea, información, error encontrado, opinión, sensación, discrepancia, crítica...
¡o elogio!

 

(Pulsa F5 para recargar)    

© soyleon.es, 2009-2014 - Todos los derechos reservados.

info@soyleon.es - Aviso legal