Tierra de Astorga…
La Cabrera…
Tierra de Sahagún…

 

 

 

 

Astorga BimilenariaLa luz del GoticoEl Brillo del Renacimiento
Esplendor del BarrocoEl Camino del Santiago

Catedral de Astorga
Astorga

  • Qué ver
  • Datos prácticos
  • Galería

Pese a ser Astorga, con 14.000 habitantes, una ciudad de tamaño pequeño, su diócesis es una de las más antiguas, influyentes e importantes históricamente: se menciona ya en el año 254, época de asentamiento de una de las primeras comunidades cristianas conocidas.

Tal importancia se ve reflejada en la magnífica catedral gótica que preside el viejo centro astorgano, la preciosa plaza compartida con el Palacio Episcopal y, visto desde los alrededores, la panorámica del conjunto urbano, enmarcado por la fértil vega del río Tuerto y por el majestuoso Teleno (2188 m), cúspide de los Montes de León y monte sagrado de los astures.

HISTORIA

La actual catedral -hubo otras dos anteriores- representa un auténtico catálogo de estilos artísticos, predominando en su cuerpo el gótico, pero llamando poderosamente la atención su bellísima fachada barroca.

PREDECESORAS:

La primera Catedral

La comunidad cristiana de la ciudad se documenta en el siglo III, datando del 254 la diócesis de Astorga, que tras un período sin rastros documentales, es restaurada por Alfonso I de Asturias en el año 747.

Sse levantó en el arrabal de Puerta del Rey, fuera de la muralla, sin que queden de ella restos de interés.

La segunda Catedral

Consagrada en 1069 en el lugar de la actual, fue ampliada varias veces:

a finales del XI por Alfonso VI de León, siendo Osmundo obispo de Astorga.

a mediados del XIII, siendo obispo Pedro Fernández, quedando de ella pequeños restos como la capilla de Santa Marina, en el Museo Catedralicio, o la Capilla románica con la imagen de la Virgen, junto a la portada lateral.

La Catedral actual

La definitiva, comenzada el 16 de agosto de 1471, por el obispo Alvaro Osorio.

Se atribuye la autoría del proyecto al maestro Juan Gil de Hontañón, a quien sucedieron numerosos maestros de obras entre los siglos XVI y XVIII:

Francisco de Colonia, Rodrigo Gil de Hontañón, Pedro Alvarado, Juan de Alvear, Pedro Álvarez de la Torre, Francisco de la Lastra Al­vear, Manuel de la Lastra Alvear y Pablo Antonio Ruiz.

ARQUITECTURA

Exteriormente, el templo constituye un voluminoso edificio de estructura gótica, pero que refleja claramente la progresión estilística de los siglos XV al XVIII. Así, la planta gótica, da paso a un gótico más florido en la cabecera, evolucionando hacia el renacimiento en la portada lateral para terminar con el fabuloso barroco de la fachada principal.

Fachada principal

Uno de los mejores ejemplos del barroco leonés, y la más bella faceta de la seo astorgana.

Obra de Pedro Antonio Ruiz desde 1708, la fachada compuesta de tres portadas y hastial se enmarca en dos torres gemelas cuadradas acabadas en chapiteles, que se convierten en el emblema de Astorga vista en la lejanía.

La portada occidental (principal), es el elemento más cercano y llamativo del conjunto, con su arco trilobulado, enmarcada en una gran bóveda de horno, y todo encajado en dos pares de recargadas columnas. El conjunto es una preciosa muestra de recargada escultura barroca, presentando cinco escenas evangélicas:

  • Expulsión de los mercaderes del Templo.
  • Adúltera perdonada.
  • Curación del hidrópico.
  • Curación del ciego de Betsaida, donde resalta el "perro del peregrino", can lazarillo que según la tradición protege a los peregrinos que creen en él.
  • El Descendimiento de la Cruz, en el centro.

Las portadas laterales se enmarcan igualmente en bóvedas, éstas de cañón, con composiciones algo más austeras, mostrando respectivamente estatuas de obispos de Astorga San Efrén y San Genadio.

El hastial armoniza perfectamente con las portadas, con bella decoración barroca sin excesiva recarga. Llamativo es el juego asimétrico de colores rojo y gris de la piedra caliza, que evita una cierta monotonía entre las torres y el hastial.

Éste se centra en la imagen de la Asunción, titular del templo, el apóstol Santiago en atuendo peregrino, el cordero del Apocalipsis con ángeles músicos y San Pedro y San Pablo. Culmina el hastial con gran riqueza de decoración en la cumbre, con un rosetón de celosía y dos ágiles templetes de planta hexagonal.

Las torres son de planta cuadrada, se dividen cinco tramos de similar altura, cada cara se divide en dos verticalmente, y ambas torres se rematan en chapiteles en pizarra negra. Muestran hacia la mitad de altura los escudos del cabildo y la monarquía.

Son gemelas, aunque no contemporáneas:

  • la vieja (norte) inicia su construcción en 1678, y afectada por el terremoto de Lisboa de 1755, se terminó de reconstruir en 1965 por Menéndez Pidal.

  • la nueva (sur) se construyó entre 1692 y 1704, y alberga un reloj, la carraca de la Vigilia Pascual y un conjunto de campanas con nombre propio: Aguijón, Plegaria, Sardinera, Prima, Feriales, Pascualejas y la gran campana María.

Fachada sur

La portada renacentista de Rodrigo Gil de Hontañón provoca un elegante constraste sobre la sobria fachada sur gótica, con sus vidrieras ojivales y sus contrafuertes con pináculos.

La armónico conjunto se divide en dos cuerpos y frontón: en el mayor e inferior, la puerta en arco de medio punto abocinado, con pequeña y elegante clave saliente, y dos medallones –San Pedro y San Pablo-; en el superior, más pequeño, la Asunción entre ángeles y músicos, dentro de otro arco de medio punto, y finalmente el frontón clásico remata el grupo renacentista con una bella crestería de numerosas figuras entre dos pebeteros.

Cabecera

El elegante gótico florido de la cabecera, de verticales líneas trazadas por contrafuertes y pináculos y escasamente recargado, evoca según algunos autores a las catedrales de Sevilla y Salamanca.

Su curioso detalle local es la estatua del maragato Pedro Mato sobre uno de los pináculos, figura de significado desconocido, y ya uno de los emblemas de la ciudad.

Planta

Planta rectangular, configurada en tres naves de siete tramos, con tres ábsides y dos capillas laterales emulando un crucero.

La nave central supera en altura a las laterales, que reciben las numerosas capillas laterales. Todo ello se apoya en 32 fuertes pilares cuyos baquetones se desparraman en bellas nervaduras en las bóvedas.

Rodrigo Gil de Hontañón –autor de la renacentista portada sur- deja su obra también en el interior de dicha portada, la puerta de la sacristía, las dos capillas laterales que forman el crucero y los muros del coro.

Capillas y retablos»                     »cerrar


Desde la puerta lateral sur hacia la derecha:

  • Capilla de San Miguel. En gótico florido con retablo churrigueresco.
  • Capilla de San Juan Bautista. Retablo donadopor Juan Ramos, canónigo Chantre de la Catedral, conla talla de San Juan Bautista, atribuída al gallego Mateo de Prado por la sensibilidad y fuerza expresiva de su rostro y anatomía.
  • Capilla de San Jeronimo. Retablo con la talla de Mateo Prado del titular.
  • Capilla Mayor. Datado en 1558, es sin duda uno de los mejores retablos del renacimiento español, obra de Gaspar Becerra, con fuerte influencia de Miguel Ángel, y la colaboración de los italianos Vasari y Valterra.

    Horizontalmente se adapta a los cinco lados de la cabecera, y se divide en una predela, tres cuerpos y un ático. Verticalmente, configura cinco calles y seis entrecalles.


    Dice Inocencio Ares en su guía turística de Astorga (Ed. Edilesa) que:

    «En la visión de conjunto, la escultura resalta con fuerza, en medio de la férrea compartimentación arquitectónica que la enmarca. Los pliegues pesados, la anatomía musculosa, las posturas forzadas de líneas serpentinas, a veces un tanto violentas, hacen pensar en la insumisión manierista haciala verosimilitud, sin tener en cuenta la necesaria relación de la obra representada con el escenario diseñado.»

    En la predela aparecen, en un contundente relieve, representaciones femeninas de las virtudes: Caridad, Fe, Religión y Vigilancia. La puerta del sagrario, en el centro, muestra la Resurrección de Cristo en relieve.

    En el primer cuerpo, de izquierda a derecha, se encuentran representados en relieve: el Niño jesús entre los doctores, la Piedad, la Ascensión y la Venida del Espíritu Santo.

    En el segundo cuerpo, la Adoración de los Pastores, Circuncisión, Epifanía y Purificación. La talla de la Asunción ocupa el centro del conjunto del altar, una de las más extraordinarias obras de Gaspar Becerra.

    El tercer cuerpo del altar exhibe: el Abrazo de San Joaquín y Santa Ana ante la puerta del templo, Natividad de la Virgen, Desposorios de la Virgen y la Anunciación. En la calle central,la Coronación de la Virgen, donde Cristo, desde escabel de nubes, se dispone a coronar a la Virgen, que espera en actitud humilde.

    El ático finaliza el retablo con un gran Calvario, donde se encuentra Cristo en la Cruz, con la Virgen y San Juan a cada lado. A la izquierda de la Virgen: San Jerónimo, San Gregorio Magno, Santo Domingo, San Benito y San Esteban.
    A la derecha de la imagen de San Juan: San Ambrosio, San Agustín, San Francisco de Asís, San Antonio de Padua y San Lorenzo.

  • Capilla de Nuestra Señora de La Majestad. Retablo del XVII encargado por el obispo Alfonso Mexía de Tovar (1616-1636).

    La talla románica del siglo XII, policromada y chapada en plata y con un relicario en su espalda, representa a la Virgen de la Majestad sentada con el Niño en su regazo, en claro estilo bizantino.
    A la izquierda de la capilla, un oleo de Juan de Peñalosa y Sandoval, conocido como "el cuadro del milagro",representa el milagro de la Virgen de la Majestad, según el texto explicativo.

  • Capilla de La Purísima. Las siguientes obras se concentran en esta capilla:

    Retablo de la Inmaculada, encargado por el obispo Alfonso Mexía de Tovar en 1627.
    Pinturas de Juan de Peñalosa y Sandoval en su totalidad.
    Frontal del altar con relieve del sacrificio de Abraham, de Enrique Marín.
    Excelente talla de la Purísima en la calle central, obra de Gregorio Fernández.
    Lápida de granito, obra de Antonio Gaudí, en el suelo a la parte izquierda, guardando los restos del obispo Juan Bautista Grau y Vallespinós, promotor del Palacio Episcopal. Es el homenaje del arquitecto a su paisano y amigo Grau al morir sin ver terminado el palacio.
    Sepulcro del general José María Alonso de Santocildes, defensor de Astorga en la Guerra de Independencia,en la pared derecha.
    Sepultura del cabo del Regimiento de Húsares, Tiburcio Fernández Maroto, héroe popular, fusilado por los franceses el 22 de abril de 1810, en la pared de enfrente.

  • Retablo de Santiago. Retablo adscrito al estilo barroco por su estructura, pero con profusión de decoración churrigueresca del XVII.
  • El centro lo ocupa una escultura de Santiago con atuendo y equipamiento de peregrino (bordón, vieira, libro, mochila en bandolera)obra de 1881 de Dolores A. Rodeiro. En los laterales, sendas tallas de San Pedro y San Pablo.

  • Retablo de La Virgen del Pajarito. Retablo barroco junto a un lateral del coro. La hornacina central muestra una antigua talla gótica de la Virgen con un pájaro en la mano, en piedra policromada, datada en el XIV.

  • Retablo de Santa Teresa. Donado por el obispo D. Alonso Mexía de Tovar (1616-1636), con traza del retablo y pinturas de Juan de Peñalosa y Sandoval.

    En la hornacina central se ostenta una imagen de Santa Teresa de Jesús, talla policromada de bulto redondo. Se muestra como doctora de la Iglesia.

  • Retablo de La Virgen de Guadalupe. Siglo XVIII, donde se exhibe la Virgen de Guadalupe en pintura sobre tabla. En la zona inferior, secuencias de la historia del beato Juan Diego, indio mexicano.

  • Retablo de La Magdalena. Retablo churrigueresco instalado en 1710, conuna imagen barroca de la Magdalena en la hornacina central y otra de San Juan Evangelistaen la superior, enmarcado en un arco trilobulado.

  • Capilladel Santo Cristo de Las Aguas. Retablo procedente del contiguo Hospital de San Juan Bautista, contalla góticadel Santo Cristo de las Aguas del siglo XIV,de Gómez Moreno.

  • Altar del Trascoro. Retablo neoclásico con influencias del barroco italiano, con predominio de líneas curvas y materiales nobles (jaspe, mármol, bronce y alabastro) lo que otorga espectacularidad al conjunto.

    La hornacina de jaspe exhibía una imagen gótica de la Virgen de Valvanera, patrona de La Rioja, hasta 1926 cuando se sustituyó por una talla de la Milagrosa.
    Una vez más, relieves de San Pedro y San Pablo en los laterales.

  • Retablo de San Miguel. Retablo de estilo renacentista,datado en 1530 según inscripción, con influencia flamenca, lo que se refleja en la minuciosidad y realismo, así como la atenta observación de la naturaleza de sus ocho pinturas.

    Presenta la icono­grafía de la Pasión de Cristo:el beso de judas, el Ecce Horno, Jesús Nazareno, Cristo muerto en la cruz y la sepultura del Señor.
    En el centro de la predela se encuentra la Piedad, flanqueada por las figuras de San Lorenzo y Santiago el Mayor, y San Andrés y San Martín de Tours.

  • Capilla de San Lorenzo. En estilo churrigue­resco, destacan con fuerza sus columnas salomónicas, dando movilidad y rompiendo la monotonía.

    Imagen barroca de San Lorenzo mártir en la hornacina, vestido con dalmática de diácono y sosteniendo las parrillas de su martirio.

  • Capilla de San José. Dedicada a los obispos que hicieron posible la construcción de la catedral, tal como informa la inscripción del muro.

    El retablo,obra José del Castillo en estilo barroco, fue encargode José de Ursúa, magistral de la Catedral. José de Rozas firma la escultura de San José con el Niño de la mano, de finales del XVII.

  • Retablo de La Virgen del Pilar. Su titular, tallada en el XVIII, ocupa la hornacina del magníficoretablo, por su ornamentación y la calidad del dorado.

  • Retablo de San Blas. Retablo que obedece a la reliquia de San Blas, obispo de Sebaste, guardada en la catedral, y que muestra una talla del mismo, del siglo XVIII.

 

 

Sillería

La preciosa sillería compuesta por 97sillas -42 en el coro bajo y 55 en el alto-, comenzó a tallarse en 1515, por Juan de Colonia.

Dispuesta axialmente respecto al eje de la catedral,se encuentra repleta de temas iconográficos sumamente variados y con fuertes constrastes. Así, los respaldos suelen dedicarse a obispos, mártires y santos, mientras el resto muestra una auténtica antología social de costumbres y personas.

Al igual que el conjunto catedralicio en general, presenta una evolución estilística contínua, yendo desde un gótico tardío hasta un renacimiento con diversas influencias, especialmente manierista.

El más celebrado de los relieves está en el respaldo de la silla 28 del coro alto: el obispo Toribio de Astorga, más tarde santo.

La silla episcopal es la de más fuerza expresiva, con gran equilibrio compositivo, contrastando con fuerza la sensación de movimiento de los ropajes con la serenidad trágica del rostro.
Las vidrieras

Como catedral gótica que es, el color y la luz toman protagonismo a través de las vidrieras, que se organizan cronológicamente según el tramo de las naves:
  • Primer tramo de nave central y segundo de la nave sur: principios del siglo XVI, siendo las más antiguas.
  • Tramos tercero y cuarto de la nave central: ligeramente posteriores, tal vez mediados del XVI.
  • Crucero: comenzadas por Rodrigo de Herreros, en 1558. Gran semejanza con las de la capilla de la Virgen Blanca, de la Catedral de León, del mismo artista.
  • Dos últimos tramos: siglo XVII, del vallisoletano Sebastián Pérez.
Sacristía

Construida en estilo neoclásico por José Francisco Terán, en 1772, es una estancia de planta cuadrada, con cúpula sobre pechinas y lin­terna. Uniforme colorido que da lugar a unaexcelente sensación cromática, relajada por cuatro representaciones ovaladas de los cuatro evangelistas encima de las pechinas.
Claustro

Obra de Gaspar López en 1755, siendo obispo Francisco Javier Sánchez Cabezón (1750-1767), es la gran representación del estilo neoclásico en la seo astorgana.
De gran sobriedad de formas decorativas, sobresalen visualmente las pilastras jónicas entre los arcos, otorgando armonía y ritmo alconjunto arquitectónicos.
Reloj del sol y la luna

Joya de la artesanía relojera situada interiormente sobre las puertas de la fachada principal, frente al altar del trascoro, obra de Bartolomé Fernández, relojero astorgano.
Reja del Coro

Extraordinaria rejería española del siglo XVI. Asienta sobre base de piedra de Boñar, presenta tres cuerpos, cinco calles y se remata en un calvario.
El órgano

Se encuentra encima del coro, en la parte del vangelio (izda frente al altar). Tallado en estilo barroco tardío, se prodiga en ángeles músicos, vegetales y medallones.
Son de destacar las esculturas de Santa Cecilia, tocando el órgano, y del rey David al arpa.
El púlpito

Estructurado como prisma octogonal de nogal negro, exhibe ocho tableros tallados, apoyados en un robusto pie de cuatro columnas profusamente ornasdas, y mostrando cabezas de león. Los tableros se decoran con las figuras de los santos Juan Bautista, Agustín, Toribio, Ambrosio, Domingo de Guzmán, Gregorio Magno, Francisco de Asís y Jerónimo.

 

 


  • HORARIOS

  • PRECIOS

  • CONTACTO

  • MAPA

  • TIEMPO

  • ATENCIÓN

Horario:

Lunes a Sábado................. 9 a 10:30
Domingos y Festivos...........11 a 13
Resto................................entrada por el Museo Catedralicio



Teléfono Museo Catedralicio...............987 616 900  -  987 615 820
Teléfono Oficina de Turismo...............987 618 222
Teléfono Ayto. Astorga......................987 616 838



Pulsa las solapas para ver los datos prácticos...

 

 

 

 

 

 

 

 




 Fuente:  
www.ayuntamientodeastorga.com
“Astorga (León) Guía Turística”, Inocencio Ares Alonso. Ed. Edilesa



soyleon.es
te agradece cualquier comentario, idea, información, error encontrado, opinión, sensación, discrepancia, crítica...
¡o elogio!

 

(Pulsa F5 para recargar)    

© soyleon.es, 2009-2014 - Todos los derechos reservados.

info@soyleon.es - Aviso legal