Tierra de Astorga…
La Cabrera…
Tierra de Sahagún…

 

 

 

 

La Montaña Oriental leonesaEdad ContemporaneaHistoria reciente
Museos de industria y energiaArqueologia industrial y mineraDivertidos museos

Museo de la Siderurgia
y la Minería

Sabero

  • Qué ver
  • Datos prácticos
  • Galería

La primera factoría siderúrgica que se construyó en España, ubicada en una de las cuencas mineras más antiguas del país, es el marco perfecto para albergar un museo excepcional, como es el de la Siderurgia y la Minería.

Hablamos de la primera mitad del siglo XIX, cuando un grupo de visionarios apostaron por implantar en España los adelantos industriales que en aquella época se desarrollaban en Francia y Bélgica.

Los altos hornos de cok construídos en  1847 en Sabero con la tecnología puntera en aquel momento, estuvieron activos menos de dos décadas, agobiados la situación política y económica del pais, y por la primitiva estructura económica de la zona.

En 1862 se cerró definitivamente la factoría, que nunca más volvió a funcionar; sin embargo, dejó un legado de patrimonio industrial y arquitectónico inigualable, con una nave de laminación en estilo neogótico en perfecto estado, donde hoy se puede disfrutar de la historia de este valle, pionero de la siderurgia española.

EL VALLE DE SABERO

El verde y hermoso valle de Sabero, regado por el arroyo Horcado, tributario del Alto Esla en plena Montaña Oriental Leonesa, constituyó una de las reservas de carbón más importantes de la Cordillera, explotada desde 1830 hasta 1991.
También existieron en él minas de hierro –La Imponderable-, lo que movió a aquellos emprendedores a instalar en Sabero la primera fábrica española de acero a nivel industrial.

Perforada la cuenca en varios puntos por minas de interior -pozos verticales e inclinados-, pasó a finales del XX a ser explotado en cielos abiertos, que una vez clausurados en 1991, fueron objeto de recuperación paisajística, destacando las terrazas vegetales sobre las antiguas escombreras, perfectamente visibles desde la carretera LE-3146 entre Sabero y Boñar, en la cabecera del valle.


Como la mayor parte de la Cordillera, se trata de un valle fluvial perforado en roca caliza, lo que da lugar a escarpadas laderas con llamativos afloramientos de estratos y plegamientos, así como a la presencia de grutas como la de Valdelajo, en Sahelices de Sabero, visitable de abril a octubre.

EL EDIFICIO: Ferrería de San Blas

Historia de la Ferrería de San Blas »                     »cerrar


1830-40: Ya en esta década existen referencias a una incipiente actividad minera a cargo de empresas británicas.

1841: la actividad minera pasa a manos de la Sociedad Palentina de Minas, dirigida por el andaluz Miguel Iglesias.

1841-47: esta empresa obtiene la concesión de tres minas de hulla (La Sucesiva y otras) y una de hierro (la Imponderable).

1847: con la importante producción autóctona de carbón y hierro del valle, se alimenta el primer alto horno de cok (o coque, combustible derivado de la hulla) en la nueva Ferrería de San Blas, construída tras ampliarse con capital leonés (Santiago Alonso Cordero, “el maragato Cordero”) y convertirse en Sociedad Palentino-Leonesa de Minas.

1850-60: durante esta década se realizan prospecciones en busca de otros metales, sin llegar a operar comercialmente, como la Mina La Plata, que busca sin éxito galena argentífera (mineral de plomo y plata).

1860: se construye el segundo alto horno.
En estas fechas la actividad ya se resentía por por la convulsa situación de la España de Isabel II: guerras y pérdida de las colonias, conspiraciones y cambios de gobierno, luchas callejeras y por tanto, agotamiento de las arcas públicas.
A ello se sumó la falta de una burguesía emprendedora, de una demanda interna, de un capital nacional para este tipo de proyectos y de una infraestructura ferroviaria, lo que disparó el coste de producción, todo en el contexto de una economía primitiva, agrícola y ganadera.

1862: Todo esto acelera la caída de producción y el cierre definitivo de la fábrica, lo que provoca también el cierre de las minas.
S. XX: Hay que esperar al nuevo siglo para que la empresa Hulleras de Sabero, más tarde absorbida por la HVL (Hullera Vasco-Leonesa), reabra la mina Sucesiva y comience la explotación de la Juanita, en la margen derecha del valle.

1940-1950: Tras el fin de la Guerra Civil, las condiciones sociales y económicas permiten de nuevo volver la mirada a las reservas minerales de Sabero. El emprendedor ancarés Domingo López, curtido en las minas de El Bierzo, abre la mina Mariate y más tarde la Eglantine, construyendo un cable aéreo de medio kilómetro entre la Mariate y el lavadero situado en la margen izquierda del Esla.

1991: Las fuertes reconversiones mineras de finales del XX se cobran las minas del valle que quedaban en producción. La minería del Valle de Sabero, primera cuenca carbonífera leonesa, y una de las primeras de la Cordillera, en ser explotada, pasa a ser historia.

2008: Se inaugura el Museo de la Siderurgia y la Minería de Castilla y León.

 

El precioso edificio neogótico conocido como Ferrería de San Blas, es heredero de las grandes construcciones que se levantaron en Alemania, Francia o Bélgica hacia mediados del XIX como nuevo modelo arquitectónico industrial. Su concepto se basa en englobar en un mismo edificio las actividades industriales con servicios como hospital, farmacia, economato, viviendas, etc.

La que fuera la primera nave de laminación y forja construida en España, presenta una planta basilical de tres naves, orientadas de este a oeste, elaborada en piedra caliza y ladrillo.

La gran nave central, el elemento más llamativo, es un espacio completamente diáfano de 1000 m2 cuya bóveda se apoya en una serie de arcos diafragma de estilo gótico. El sugerente conjunto lo realzan otros arcos góticos menores, pero fuertemente apuntados, que la comunican con las dos naves laterales, cubiertas con bóvedas de medio punto de 5 m de altura.
El conjunto se prolongaba en los extremos por naves transversales, de las que sólo sobrevive la del lado este, abierta al exterior en galerías de arcos de medio punto, con la entrada principal del museo. En ellas se situaban las fraguas y hornos de reverbero, y también se puede ver la antigua farmacia para uso de la factoría, cuyo mobiliario y ajuar se han reproducido fielmente.

Finalmente, fuera del edificio de la antigua ferrería, existe un moderno edificio de toba caliza blanca, cuyo diseño cúbico generó cierta polémica en su momento, utilizado como espacio de exposiciones temporales; algunas de ellas han versado sobre meteoritos, tecnología tradicional, lámparas mineras, minería del oro; otras son exposiciones artísticas de pintura, escultura, etc.

EL MUSEO

El planteamiento museístico del MSM de Sabero aprovecha de manera extraordinaria el singular espacio de la Ferrería de San Blas, amplio y sin columnas, para transmitir la sensación de monumentalidad industrial de la antigua factoría.
El aprovechamiento lógico de los espacios de las tres naves ha organizado el museo según la variada temática:
La gran nave central acoge como elemento más llamativo y espectacular las reproducciones exactas de la maquinaria siderúrgica que equipaba la factoría, situadas en su lugar correcto según los datos obtenidos en las excavaciones, que igualmente pueden verse: trenes de cilindro y laminación, forja, martillo pilón, cizalla, movidos por las primeras máquinas de vapor que operaron en León.

Asímismo, una enorme maqueta inclinada de unos 15 m2 representa el valle de Sabero (unos 50 km2) con las diversas localizaciones industriales y mineras, y su proceso histórico del último siglo y medio, explicado con locuciones en castellano e inglés.















Y finalmente, una gran colección de paneles explica diversos aspectos de la actividad industrial, entre ellos el ecológico.

La nave lateral sur se ha reservado para una inmersión en el contexto del valle de Sabero:



su historia desde tiempos prerromanos hasta hoy, la organización social tradicional en la montaña leonesa, la evolución de la población desde una sociedad de subsistencia a una sociedad industrial y la evolución de la producción metalúrgica a lo largo de la historia.

De igual modo se dedica un amplio espacio al catálogo patrimonial de las otras comunidades.
La nave lateral norte muestra algún otro ejemplo de la antigua maquinaria, además de exposiciones temporales de arte.
Para los más pequeños...

El Museo de la Siderurgia y la Minería se lleva la palma entre los museos leoneses en cuanto al esfuerzo volcado en los peques, pues dedica una sección entera en su web a folletos y cuadernillos diversificados por edades.

También ofrece numerosas actividades presenciales de manualidades, títeres, fósiles, papiroflexia, cine y teatro, yoga para niños, reciclaje, etc. etc.

 


  • HORARIOS

  • PRECIOS

  • CONTACTO

  • MAPA

  • TIEMPO

  • ATENCIÓN

Horarios
OCT a MAR
     Martes a Sabado……………10h a 14h // 16h a 19h
     Domingos y festivos………10h a 14h // 16:30h a 19h
ABR a SEP
     Martes a Sabado……………10h a 14h // 17h a 20h
     Domingos y festivos………10h a 14h // 16:30h a 19:30h
Cerrado  
      Todos los lunes
      1-ENE y 31-DIC
Abierto
      19-MAR y 23-ABR

Precios:
     Consultar en www.museosm.com/horarios.html



Teléfono……………987 718 357
Fax……………………987 718 341
Dirección……………Plaza de San Blas, 1 - 24810
Web……………………museosm.com
Email………………...info@museosm.com


 



Pulsa las solapas para ver los datos prácticos...

 

 

 

 

 

 

 

 




 Fuente:  
www.museosm.com
webs.demasiado.com/aammsabero/historia13.htm
J.M. Castro / DL



soyleon.es
te agradece cualquier comentario, idea, información, error encontrado, opinión, sensación, discrepancia, crítica...
¡o elogio!

 

(Pulsa F5 para recargar)    

© soyleon.es, 2009-2014 - Todos los derechos reservados.

info@soyleon.es - Aviso legal